Francesc Pedró: Nuestros esfuerzos de innovación en la enseñanza universitaria deben añadir valor al aprendizaje

Francesc Pedró en REDES-INNOVAESTIC 2019. Video cortesía Universidad de Alicante

La experiencia educativa, la calidad y la evaluación para la mejora de la educación superior (ES), la accesibilidad eigualdad de oportunidades, la tutorización, el apoyo y la orientación al estudiante para la mejora delaprendizaje y la calidad educativa, los nuevos escenarios digitales, así como el uso de las tecnologías (TIC o TAC) en la ES, fueron algunos de los temas abordados durante REDES-INNOVAESTIC 2019, encuentro internacional organizado por la Universidad de Alicante los días 6 y 7 de junio de 2019 para reflexionar sobre investigación e innovación en la enseñanza superior.

En su primera conferencia en calidad de director del IESALC, el Dr. Francesc Pedró participó el 7 de junio de 2019 en la sesión plenaria titulada “La innovación en la enseñanza universitaria. Tendencias internacionales”, en la que se planteó varias preguntas en torno al tema: ¿Cuáles son los motores de la innovación en la enseñanza universitaria?, ¿Promovemos realmente en las universidades las competencias relacionadas con la capacidad de evaluar problemas o, por el contrario, nos empeñamos en evaluar las rutinas cognitivas? ¿Van a clase, pero cuánto aprenden? ¿Cuántos se gradúan? ¿Queremos que los estudiantes aprendan más, mejor, con pasión?

Con respecto a la digitalización como motor de la enseñanza dijo: “Las universidades no nos hemos distinguido mucho por nuestra capacidad de decir que utilizamos la tecnología para radicalmente modificar nuestras formas de enseñanza. Las tecnologías más utilizadas son para seguir presentando contenido y no para trabajar contenidos o para desarrollar competencias”, nombrando luego lo que considera las tendencias de la ES: la importancia de establecer objetivos (profesorado y alumnos), el aprendizaje basado en problemas y proyectos, la personalización de la educación (reconocimiento de la diversidad individual), la tendencia a la hibridación (online y presencial) y la ausencia de la investigación.

Al cierre de su presentación, se refirió a la responsabilidad que recae en los pedagogos: “tenemos la obligación de enseñar más y mejor a nuestros estudiantes y ofrecerles una experiencia de aprendizaje que sea concordante con sus necesidades, con una perspectiva de conexión con el contexto social y económico que están viviendo y con una perspectiva de la equidad (…) debemos tener la certeza de que nuestros esfuerzos de innovación en la enseñanza universitaria añaden valor al aprendizaje”, concluyó. 

Descargue la presentación «La innovación en la enseñanza universitaria. Tendencias internacionales».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *